Nuestra Misión

APOSTOLADO: DIFUSIÓN DEL MENSAJE

MISIÓN DE LA PEQUEÑA ALMA: SALVAR ALMAS

META: EL CIELO

La noche del 23 al 24 de abril de 1971. Visita de Jesús a Margarita. Jesús:

“Enseña a las almas a rezar, a ofrecer, a Obedecer. Enséñales el respeto de los valores divinos y humanos. Diles que no se engaña a Dios, pues Él las conoce mejor que ellas mismas”.

El apostolado esencial de la Pequeñas Almas es la difusión del “Mensaje del Amor Misericordioso de Jesús a las pequeñas almas.” La Regla de Vida de una pequeña alma expresa en su sentido general el apostolado de la pequeña alma, que es enviada por Jesús hacia los demás:

VE HACIA EL QUE SUFRE; CONSUELALO
VE HACIA EL QUE DUDA; TRANQUILÍZALO
VE HACIA EL QUE LLORA; SECA SUS LÁGRIMAS
VE HACIA EL QUE ESPERA; EJERCÍTALE EN LA PACIENCIA
VE HACIA EL EXTRAVIADO; ENSÉÑALE EL CAMINO
VE HACIA EL QUE TIENE FALTA DE FE; FORTIFÍCALE
VE HACIA EL QUE ESTÁ EN LA NOCHE; HAZLE ESPERAR LA LUZ
VE HACIA EL EXALTADO; APACÍGUALE
VE HACIA EL INDECISO; DALE FIRMEZA
VE HACIA TUS HERMANOS: LLÉVALES EL BUEN PERFUME DE CRISTO JESÚS, SU DULZURA Y SU HUMILDAD.

El apostolado es parte integrante de una pequeña alma. La oración personal y la oración comunitaria no son suficientes. Jesús pide el apostolado a las Pequeñas Almas pues les pide participar en la SALVACIÓN DEL MUNDO.

Que el apostolado SEA ORGANIZADO O NO, EL LLAMADO DE JESÚS en la Regla de Vida a la Pequeña Alma está claro. Esta regla aclara las bienaventuranzas, al amor al prójimo en la práctica, el cuidado de los enfermos, el escuchar dificultades y miserias del otro, problemas familiares, separaciones, desamparo de los hijos de divorciados y de aquéllos que crecen mal amados, las visitas a los enfermos, los solitarios, los encarcelados, sobre todo las personas ancianas en los hogares, adivinar las necesidades espirituales y tantas otras heridas que solo el amor puede presentir y descubrir. Podemos rezar por todas estas personas y tratar de traer delicadamente las almas a Dios, justamente por su sufrimiento.

Anuncios